Documental - Screaming Masterpiece, 1000 años de música popular islandesa (subtítulos en español)
Para hablar de música en general, Rock, Jazz, Clásica y otros estilos, grabaciones, discografías, libros...
Moderador: Benito

Avatar de Usuario
Benito
Mensajes: 434
Registrado: 05/11/2014 17:04

Documental - Screaming Masterpiece, 1000 años de música popular islandesa (subtítulos en español)

por Benito » 26/02/2015 10:19

Imagen


El intento de respuesta a esta pregunta viene motivado por el interés que a todo aficionado a la música popular le suscita este país. A través del documental Srceaming Masterpiece. 1000 años de música popular islandesa, escrita y dirigida por Ari Alexander Ergis Magnússon en 2005 se da una visión de la música en Islandia con los testimonios de sus músicos más relevantes de los últimos treinta años.

Pero primero, pongámonos en antecedentes. Cuestiones importantes que hacen del país lo que es y nos pueden dar pistas de por qué es así. Islandia es atravesada por el choque de las placas tectónicas norteamericana y euroasiática. Los primeros vikingos llegaron a Islandia en el siglo IX, hasta ese momento había permanecido deshabitada. Se independizó de Dinamarca el año 1944. En 1981, Ásmundur Jónsson y Einar Örn Benediktsson fundan el sello Gramm, tras cuya posterior bancarrota en 1986 pasó a llamarse Bad Taste gracias a las palabras de Picasso “El buen gusto es el enemigo de la creatividad”.

El film Screaming Masterpiece mezcla entrevistas y conciertos con impresionantes tomas a vista de pájaro del país. Se abre con el intérprete de rímur (tipo de métrica poética islandesa) Steindór Andersen cantando en medio de un paisaje desértico. La voz grave se va fundiendo y perdiéndose entre las imágenes de la tundra a la vez que se superpone el siguiente texto del historiador medieval danés Saxo Grammaticus: “Tienen su propio alfabeto y grandes historias de sus triunfos. Siguen grabando su historia en canciones y rimas o tallándola en piedra para que esas memorias sean preservadas, a menos que las violentas fuerzas de la naturaleza las borren”. La importancia y el respeto a la tradición serán constantes el los discursos de los artistas durante la película. El rímur y el paisaje natural va dejando paso a la música de Sigur Rós en plena catarsis de grandilocuencia sonora mezclada con imágenes de lo que parecen ser tormentas eléctricas. La película acaba de esta misma manera, con Sigur Rós alimentado esa tormenta a base de enormes trallazos. Y es que la película es de 2005 y Björk dejó a estos chicos el papel de embajadores culturales de su país en la primera década del siglo XXI. Sin embargo, son ellos los grandes ausentes del documental puesto que no llegan a ser entrevistados dando sólo testimonio de su poderío en directo. Recomendamos por otra parte el documental Heima (En casa) de Dean DeBois de 2007 sobre los conciertos que la banda ofreció de forma gratuita y con las fechas sin anunciar en Islandia a la vuelta de la gira mundial que ofrecieron de su disco Takk.

El gran patriarca de la música islandesa Hilmar Örn Hilmarsson, en sus varias intervenciones en el film, habla de la importancia de la rica tradición vikinga la cual sigue siendo un referente en la poesía actual. Retrata al islandés como “muy testarudo y orgulloso”. A la vez que defiende que el ritmo y la música están en la estructura del propio idioma islandés.

Bardi Jóhannsson, cabeza visible del grupo Bang Gang y mitad del dúo Lady & Bird con la cantante Keren Ann, aporta una interesante teoría sobre el carácter de la música islandesa: “Todas las bandas saben que su música no sonará en la radio, saben que no venderán más de 200 albums en Islandia, especialmente si es una banda joven. Así que hacen música a su gusto”. Simple pero cierto. Y es que Islandia ha dado y sigue dando muy buena música, aparte de los mencionados, aparecen en el film grupos tan interesantes como múm, Slowblow, Mugison, Ghostigital o Amiina.

Björk hace su propia teoría sobre la calidad de la música de un país de tan extrañas características como el suyo. Según ella, dos generaciones después de la independencia de Islandia de Dinamarca y en parte apoyados por el movimiento punk, los islandeses comenzaron a sentirse orgullosos de serlo. Es decir, dejaron de sentirse culpables de ser de Islandia, valoraron lo que tenían y su idiosincrasia. Fue a partir de ahí donde todo comenzó. Su rabia punk consistió en decirle al mundo quienes eran.

Otro de los grandes compositores y agitadores culturales de Islandia, Jóhan Jóhanson, fundador del sello Kitchen Motors, alude al factor del clima como característica ineludible, como algo que te afecta sobremanera. “Es un bonito lugar de mierda para empezar una banda”. “Este lugar no tiene nada que ofrecer”. “Hay dos o tres chicas por aquí”. Así hablan los componentes adolescentes del grupo Nilfish que viven no muy lejos de la capital y que, casualidades de la vida, tocaron en el concierto de Foo Fighters en Islandia aquel año ya que se lo pidieron a su “amigo” Dave Grohl.

Pero no solo de electrónica o post-rock vive Islandia, grupos como Mínus, Singapore Sling o Vinyl dan muestras de la agitada vida rockera nocturna de Reikiavik. Grupos actuales que entroncan con la tradición rockera que podemos ver en el documental para televisión de 1982 “Rokk í Reykjavík” que retrata la primera escena punk islandesa.

Para terminar, un par de perlas sacadas del documental que explican y desconciertan a la vez. Islandia es: “una nación de 300.000 habitantes, 90 escuelas de música, 6.000 miembros de coro, 400 orquestas y bandas de marcha y un número desconocido de bandas de rock, combos de jazz y djs”. Y en unas fugaces declaraciones de Damon Albarn dice: “Cuando era más joven tuve un sueño: caminaba en una playa de arena negra. Luego vi un documental de Islandia y estaba llena de playas negras. Y es tan simple como eso”.

Fuente: lasonotheque



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

Fecha actual 23/07/2019 00:30